Cómo elegir la mejor empresa de cbd

Conozca

¿Por qué el CBD?

El CBD es un tema de gran debate entre el público preocupado por la salud; mientras que muchos estadounidenses buscan alternativas a los opioides, las benzodiacepinas, los antidepresivos y otros medicamentos, el cannabinoide no psicoactivo destaca por su eficacia y seguridad. Encontrar la empresa de CBD que se adapte a ti es una tarea desalentadora y puede que te preguntes: «¿Cómo elijo la mejor empresa de CBD?»

Aunque todavía quedan muchas preguntas por responder sobre los mecanismos específicos por los que el CBD afecta a los sistemas corporales, las investigaciones actuales demuestran que el CBD tiene propiedades antiinflamatorias, analgésicas, ansiolíticas, antipiréticas, antidepresivas y neuroprotectoras que pueden utilizarse para tratar una amplia gama de síntomas (para más información sobre los efectos del CBD en el cuerpo, consulta nuestro artículo detallado sobre los usos y aplicaciones de la molécula).

Debido a sus potenciales aplicaciones de gran alcance, muchas personas están ansiosas por monetizar su rincón del mercado del CBD. Si alguna vez has hecho una búsqueda de CBD en Internet, probablemente habrás visto numerosos minoristas, cada uno de los cuales afirma que su producto curará cualquier cosa que te afecte. Sin embargo, no se debe confiar en muchas de estas brillantes campañas de marketing: los envases brillantes a menudo ocultan productos de calidad inferior e incluso ingredientes que pueden ser perjudiciales para los consumidores.

Dado que el CBD se trata más como un suplemento que como un medicamento (y por lo tanto no está regulado por la FDA en cuanto a pureza y potencia), no es aconsejable confiar en lo que se ve en la etiqueta o el sitio web de una empresa. Pero si no puedes creer lo que ves o escuchas, ¿cómo puedes estar seguro de que estás adquiriendo un producto seguro, eficaz y que cumple con su etiqueta? Aquí expondremos nuestros criterios básicos para elegir un proveedor de CBD. Explicaremos qué palabras y frases específicas hay que buscar, cómo utilizar los resultados de laboratorios independientes para saber más sobre el producto, y cuáles son las aplicaciones e ingredientes potencialmente problemáticos a los que hay que prestar atención. También le explicaremos el «por qué» de cada uno de nuestros criterios para que pueda tomar una decisión informada basada en lo que es más importante para usted.

Primero: Utilizar sólo material de origen local y de cultivo ecológico

Enumeramos este criterio en primer lugar porque es importante por varias razones: En primer lugar, al utilizar sólo material de cáñamo orgánico se minimiza el riesgo de exposición a pesticidas, herbicidas o metales pesados potencialmente dañinos en el producto final. Al elegir comprar CBD de cultivo ecológico en lugar de productos de dudosa procedencia, te estás protegiendo de trazas de compuestos que podrían ser perjudiciales para ti o tu familia y eligiendo un producto más seguro.

En segundo lugar, las plantas de cultivo ecológico son mejores para el medio ambiente y más sostenibles que la agricultura industrial. Estas plantas se cultivan sin el uso de pesticidas y herbicidas, lo que a menudo requiere formas más naturales de control de plagas y malas hierbas, protegiendo aún más (o incluso trabajando activamente para proteger) los ecosistemas locales. La agricultura ecológica ayuda a las empresas a reducir su impacto en el medio ambiente y en las comunidades a las que sirven, ya que contribuye a la adopción de prácticas agrícolas sostenibles.

Siempre apreciamos que una empresa demuestre su compromiso con la agricultura y las fuentes de energía sostenibles, pero optar por cultivar cáñamo sólo de forma ecológica (o comprar cáñamo sólo a agricultores ecológicos certificados) es una forma excelente de reducir el impacto de una empresa en el medio ambiente y, por lo tanto, el carbono. El cáñamo procedente de estas regiones puede estar contaminado con sustancias prohibidas por la normativa estadounidense, lo que puede aumentar el riesgo de reacciones adversas. Preferimos no arriesgar nuestra salud y elegir siempre el CBD de origen local.

Segundo: Utilizar métodos de extracción seguros y eficaces

Esto es importante, aunque puede costar un poco de investigación descubrirlo (y definitivamente hay que desconfiar de un fabricante que sea cauto a la hora de responder directamente): ¿Qué método utiliza la empresa para extraer el CBD del material de cáñamo? Aunque a primera vista pueda parecer algo trivial, el CBD que se extrae definitivamente es el mismo. – De hecho, esta es una pregunta fundamental que debería responder antes de realizar su pedido.

Probablemente se encontrará muchas veces con la frase «extracción de hidrocarburos» y esto debería ser una bandera roja. Vamos a explicarlo: Si eres un consumidor de cannabis, puede que estés familiarizado con el BHO o aceite de cannabis de butano. Estos concentrados de THC (que incluyen cera, cogollos, shatter, cobre y otras sustancias que pueden utilizarse para lubricar) utilizan butano -u otro hidrocarburo como el propano- para separar el THC de los sólidos orgánicos y las ceras de las plantas, lo que da lugar a un concentrado espeso y pegajoso.

Aunque estas sustancias pegajosas pueden provocar un intenso subidón, casi siempre están contaminadas con hidrocarburos residuales. En términos sencillos, esto significa que cada vez que usted consume uno de estos productos, también está consumiendo butano residual (o propano, metano… ya sabe, el tipo de compuestos que se utilizan como combustible para los encendedores o las estufas de camping) con cada golpe. Aunque la exposición a trazas de hidrocarburos no causa efectos negativos al 100%, tampoco estamos convencidos de que sea completamente segura – y por lo tanto pensamos que es mejor omitir estos productos.

Entonces, si los hidrocarburos están descartados, ¿cuál es la forma mejor y más segura de obtener CBD del cáñamo? Creemos que son aceptables dos métodos diferentes para los productos de CBD: la extracción mediante lavado de etanol orgánico y la extracción de CO2 supercrítico (o subcrítico). En el lavado con etanol orgánico, la materia orgánica se libera del CBD y se disuelve en etanol. A continuación, el etanol se evapora por completo (a diferencia de los hidrocarburos atrapados en el extracto), dejando sólo el CBD y otros cannabinoides, que luego pueden ser procesados y purificados en diferentes tipos de extractos.

La extracción con CO2 funciona de manera similar, pero los resultados son sutilmente diferentes. Tanto las extracciones supercríticas como las subcríticas se realizan con CO2 (dióxido de carbono) calentado y presurizado, por lo que, sencillamente, tiene propiedades tanto líquidas como gaseosas. Esto extrae el CBD y los tricomas y terpenos de la planta de cannabis, permitiendo que penetre en los materiales porosos. Los dos métodos son generalmente comparables, pero el CO2 subcrítico hace un mejor trabajo dejando los terpenos y tricomas del material de cannabis intactos. En consecuencia, la elección entre la extracción con etanol y la extracción con CO2 es sobre todo una cuestión de preferencia; ambos métodos producirán un extracto potente y residual sin disolventes. Mientras evite los productos derivados que utilizan hidrocarburos potencialmente dañinos, está en el camino correcto.

Tercero: Productos formulados con aceites portadores seguros y eficaces

Explicar esto requiere algunos conocimientos básicos de química, así que tenga paciencia – seremos breves. Como la tierra o un imán, las moléculas tienen polos o regiones de carga eléctrica positiva o negativa. La polaridad (la diferencia entre las fuerzas de sus cargas) de una molécula determina lo que puede y no puede disolverse en ella. La solubilidad tiene mucho que ver con la forma en que el cuerpo absorbe los nutrientes, incluido el CBD.

Los líquidos polares pueden disolver moléculas polares (como la sal en el agua). Pero las moléculas no polares no se disuelven en un disolvente polar (de ahí la distinción entre el aceite no polar y el vinagre polar en el aliño de la ensalada). Dado que el cuerpo está formado mayoritariamente por agua, un líquido polar, es difícil que el CBD, una molécula no polar, se absorba de forma eficiente.

Entonces, ¿cómo resuelven los fabricantes de CBD este dilema? Fácil: con aceites portadores. Los aceites portadores (normalmente aceite MCT o de coco fraccionado, aceite de semilla de cáñamo o aceite de oliva) pueden unirse al CBD y su estructura química crea una especie de «asa» de grasa que su cuerpo puede capturar y metabolizar y llevarse el CBD con él. Los aceites portadores se incluyen para asegurar que puedas absorber la mayor cantidad posible de CBD en el producto (a menudo se habla de alta biodisponibilidad).

A primera vista, puede parecer que casi cualquier aceite funcionará. Después de todo, no todos los aceites son polares y funcionarán, ¿verdad? Aunque esto es técnicamente cierto, definitivamente hay aceites correctos e incorrectos para usar. Se prefiere el aceite MCT (a veces también llamado aceite de coco fraccionado) porque sus moléculas de longitud media son más fáciles de absorber por el cuerpo (a diferencia de las moléculas más largas y difíciles de procesar de otros aceites). Sin embargo, el aceite de cáñamo, el aceite de oliva y el aceite de semilla de uva son también aceites portadores relativamente comunes que son completamente seguros y eficaces, así que no desesperes si eres alérgico al coco. Sin embargo, tenga cuidado con los productos que no especifican el aceite portador que utilizan o que utilizan PG (más sobre esto en un momento) para diluir sus productos. La transparencia es muy importante a la hora de elegir un proveedor de CBD, y cualquier fabricante que no sea abierto en cuanto a los ingredientes que utiliza no vale su dinero.

Hay que tener en cuenta que algunos productos de CBD están especialmente formulados para ser solubles en agua. Aunque estos productos contienen CBD que es más fácilmente absorbido por el cuerpo en comparación con los productos a base de aceite, suelen ser un poco más caros en comparación con sus homólogos antiguos. Sin embargo, esta compensación puede valer la pena para ti y eso está bien. Si eliges productos de CBD solubles en agua, no tendrás que preocuparte por los aceites portadores de la misma manera.

Cuarto: Los productos han sido probados en masa para comprobar su calidad, pureza y potencia

Esta última nota es extremadamente importante, ya que puedes utilizarla para verificar la información que has recopilado anteriormente: todos los productos deben someterse a pruebas de calidad, pureza y potencia por lotes. Por «pruebas por lotes» se entiende que cada producto debe poder rastrearse hasta el lote en el que se produjo y que los resultados de las pruebas de laboratorio de ese lote deben estar disponibles públicamente. Un laboratorio independiente es aquel que no está afiliado a la empresa ni a ninguna de sus filiales – las pruebas internas son estupendas, pero nada se compara con un análisis independiente.

Aunque es claramente preferible realizar pruebas más exhaustivas, un buen informe de laboratorio incluirá el contenido de CBD, THC y THCA del producto, así como cualquier contaminación por metales pesados. Si el producto está catalogado como libre de THC, el informe del laboratorio debe reflejar esta conclusión. El laboratorio también debe indicar sus credenciales y su estado de certificación en el informe para garantizar la plena responsabilidad. Algunos informes pueden enumerar otros cannabinoides como CBN, CBG o CBC, pero esto no es un requisito a menos que se busque un perfil cannabinoide muy específico.

Nota especial sobre los productos de vaporización

La vaporización es cada vez más popular entre la comunidad cannábica y el CBD no es una excepción. Hay literalmente toneladas de productos de barril de CBD por ahí, miles y miles de aceites con todos los sabores bajo el sol (y sólo unos pocos que creemos que son inventados). Sin embargo, al igual que sus primos que contienen nicotina, hay un ingrediente problemático que es demasiado común en los aceites de vapor de CBD: PG.

PG, la abreviatura estándar de propileno o polietileno glicol (ambos se comportan de manera similar en condiciones de uso regular, así que para simplificar los consideraremos uno), se utiliza comúnmente como un diluyente para los aceites y jugos para vapear. Dado que generalmente se cree que es seguro para su uso en alimentos, bebidas y cosméticos, se asume en gran medida que lo mismo debería ser cierto para vaping.

Sin embargo, la investigación emergente sugiere que el PG puede no ser tan seguro como pensamos. El PG comienza a descomponerse en carcinógenos conocidos como el formaldehído, el arsénico y el benceno a las altas temperaturas requeridas para el vaping. No sólo se sabe que estos compuestos provocan cáncer en los seres humanos tras una exposición prolongada, sino que también pueden causar efectos tóxicos en dosis elevadas.

Aunque la comunidad científica aún no está segura de los efectos a largo plazo del PG y la vaporización, creemos que es mejor ir a lo seguro. Preferimos utilizar vaporizadores que sólo contengan CBD y un aceite portador, quizás con una mezcla de terpenos o un aceite esencial para dar sabor. Sin embargo, actualmente los productos que contienen glicerina vegetal o VG no han demostrado ser peligrosos, y también son aceptables en los productos de vaporización de CBD.

Conclusión

Puede ser desalentador examinar todos los diferentes fabricantes de CBD, pero no te preocupes: hay criterios sencillos que puedes utilizar para separar lo bueno de lo malo y lo francamente feo del paquete. Puede que tenga que investigar un poco, pero le prometemos que sus esfuerzos se verán recompensados con un CBD potente, puro y eficaz. No apueste por un producto dudoso en aras de una ganga: su salud vale más que una moneda al aire. Compruebe cuidadosamente su proveedor de CBD; su cuerpo se lo agradecerá.

YouTube video: Cómo elegir la mejor empresa de CBD


Rate article
Revisión de productos de CBD, noticias y guías de La Enciclopedia del CBD | TopCBDhempOilTrust