Cbd para niños: ¿es seguro para los niños?

Conozca

La aplicación del CBD a la salud de los niños es controvertida. Algunos argumentan que el origen del compuesto relacionado con el cannabis (cáñamo) lo hace inadecuado para los niños. Sin embargo, un número cada vez mayor de padres ha comprobado que el CBD es eficaz contra afecciones debilitantes como la epilepsia y proporciona alivio donde los preparados farmacéuticos han fracasado.

En consecuencia, los datos disponibles sobre el CBD aún no son lo suficientemente concluyentes como para demostrar que su uso en niños es seguro. Mucho antes de la legalización del cannabis, personas de todo el mundo han utilizado el CBD como alternativa a la droga. El cannabidiol está ganando reputación como una forma eficaz y eficiente de tomar el control de su salud. Hay muchas empresas en Internet que ofrecen productos de CBD de primera calidad que gestionan su bienestar y mantienen el equilibrio entre usted y su cuerpo.

La creciente popularidad del CBD para la comodidad ha llevado a preguntarse por la seguridad y eficacia del CBD para los niños. Sus efectos antiespasmódicos y neuroprotectores están bien documentados en los niños, pero muchos médicos (y padres) son reacios a administrar el CBD a los niños. A medida que el CBD se va imponiendo en el campo de la salud y el bienestar, muchas personas expresan su escepticismo sobre el cannabidiol para los niños.

Aunque existen algunas preocupaciones legítimas, los beneficios del CBD probablemente superan los riesgos para muchos niños que padecen enfermedades crónicas. Aquí analizamos si el cannabidiol puede ser beneficioso para los niños. Antes de evaluar las situaciones en las que el CBD puede o no ser beneficioso, analizaremos las pruebas científicas del CBD en la medicina pediátrica. Si su hijo padece una enfermedad crónica o un problema de salud mental, puede valer la pena considerar el CBD.

Puntos clave

  • No hay pruebas concluyentes que sugieran que el CBD es seguro para los niños – pero lo contrario también es cierto
  • Los estudios demuestran que el CBD puede marcar una diferencia significativa (y potencialmente dramática) en la vida de los niños, Aquellos que padecen enfermedades crónicas
  • Tome las mismas precauciones al utilizar el CBD para los niños que con otros medicamentos

¿Afecta el CBD a mi hijo?

A muchos padres les preocupa que el CBD drogue a sus hijos como el THC. Aunque la confusión es comprensible, el CBD tiene efectos muy diferentes a los del THC. Se ha demostrado que el CBD no es psicoactivo y no afecta a las percepciones de la misma manera que la marihuana.

El CBD no hará que su hijo se sienta inferior, incluso en dosis altas. El CBD puede mejorar el estado de ánimo, regular los procesos sensoriales, prevenir las convulsiones, mejorar el sueño y mucho más. Estos usos se extienden a los niños, pero muchos padres son reacios a experimentar con la salud de sus hijos, y nosotros lo apoyamos.

Aunque el CBD puede utilizarse para ayudar a tratar enfermedades en los niños, cada padre debe hacer su propio juicio sobre la salud de su hijo. Nos limitaremos aquí a la utilización del CBD en niños con enfermedades crónicas como la epilepsia, las cardiopatías congénitas, el cáncer, la espina bífida, la ansiedad, los trastornos genéticos y otras afecciones. Mientras que algunos padres pueden preferir administrar el CBD de forma profiláctica a los niños, nuestra discusión aquí se refiere a la gestión de los síntomas y los planes de atención para los niños.

¿Es el CBD seguro para los niños?

Es difícil responder a esta pregunta de forma definitiva, ya que no hay datos a largo plazo para demostrar la seguridad o los riesgos potenciales. Sin embargo, gran parte de nuestros conocimientos sobre los efectos del CBD en la salud provienen de los primeros estudios realizados en niños con epilepsia resistente a los medicamentos. Se descubrió que el compuesto aliviaba las convulsiones, reducía el dolor y síntomas como los vómitos, y mejoraba significativamente la calidad de vida de cientos de niños.

Los pediatras aún no se ponen de acuerdo cuando se trata del CBD para niños, pero las pruebas de su seguridad y eficacia parecen lo suficientemente sólidas para la industria farmacéutica. Una versión sintética del CBD, denominada Epidiolex, está siendo sometida a ensayos clínicos como tratamiento de la epilepsia. Personalmente, preferimos los productos de origen vegetal, pero la existencia de Epidiolex (y el apoyo que ha recibido de la FDA) es prometedora.

Las decisiones sobre salud y bienestar son muy personales. A la hora de elegir los mejores productos de bienestar para nosotros y nuestros hijos, queremos elegir productos seguros que ofrezcan una vida más saludable.

Dado que el CBD no conlleva ningún riesgo de sobredosis o adicción y no causa ningún daño, creemos que es razonable (e incluso beneficioso) que un cuidador adulto decida dárselo a un niño para ayudarle a tratar síntomas médicos. En comparación con algunos medicamentos de prescripción disponibles para los niños, el CBD de alta calidad es probablemente igual de seguro – incluso más seguro.

Cómo puede ayudar el CBD a mi hijo

El CBD es un compuesto no psicoactivo derivado del cáñamo, un primo de la marihuana. El CBD afecta al sistema endocannabinoide, una red de receptores y mensajeros químicos común a todos los mamíferos (y a muchos otros vertebrados).

Cuando se consume el CBD, éste interactúa con los receptores del sistema endocannabinoide. Estos botones moleculares, llamados receptores CB1 y CB2, actúan como mecanismos de control de muchos procesos del organismo. Desde el sueño y la vigilia hasta el hambre, la percepción del dolor y la temperatura corporal, casi no hay una sola función corporal que no se vea afectada de alguna manera por el sistema endocannabinoide.

Debido a que el sistema endocannabinoide tiene el poder de regular tantos procesos corporales diferentes, el uso del CBD para niños puede ser muy beneficioso para muchas condiciones diferentes. El compuesto ayuda a reducir la inflamación en el cerebro y el cuerpo, aliviar el dolor, detener los espasmos y regular el procesamiento sensorial. Todas estas propiedades son posibles tanto en adultos como en niños.

Dado que el CBD tiene pocos o ningún efecto secundario (el problema más comúnmente reportado es la somnolencia), conlleva poco riesgo de reacciones adversas, incluso en niños sensibles.

CBD para niños: Aplicaciones para la salud mental

El CBD tiene poderosos efectos en el sistema endocannabinoide y, por tanto, en el cerebro. Las investigaciones han demostrado que el CBD para niños puede ayudar a aumentar la concentración, reducir la ansiedad y aliviar la depresión. Estos síntomas pueden obstaculizar el desarrollo saludable de los niños cuando no se abordan, y muchos padres consideran el CBD una parte importante de las rutinas de vida saludable de sus hijos.

Además del estrés y la ansiedad

El CBD puede ayudar a reducir la ansiedad en los niños al reducir la actividad de la respuesta al estrés del cuerpo. También puede ayudar con otros síntomas comúnmente asociados a la ansiedad, como el malestar gastrointestinal, el comportamiento compulsivo y los síntomas negativos. Este efecto del CBD en los niños puede ser especialmente útil para promover un desarrollo neurológico, motor y social saludable.

Regulación de la actividad en el cerebro

La hiperexcitabilidad neuronal suele estar implicada en enfermedades como la epilepsia. Las investigaciones actuales sugieren que las ráfagas localizadas de actividad intensa en ciertas regiones del cerebro pueden ser la base de otras afecciones. Entre ellos se encuentran el TDA, el TDAH, el TOC, el autismo y otros trastornos neurodiversos. Aunque el CBD no curará ninguna de estas condiciones (y debemos aclarar que no es el objetivo: la neurodiversidad no implica un defecto o una deficiencia), las nuevas investigaciones sugieren que el CBD puede ayudar a reducir la gravedad de los síntomas y ayudar a los niños con neurodiversidad a regular mejor la entrada sensorial, la expresión emocional y la comunicación.

Mejorar la concentración

Muchos padres han descubierto que el CBD ayuda a mejorar la concentración y la atención de sus hijos. Esto es así incluso en los casos en que los medicamentos estimulantes y las terapias alternativas no han funcionado. Aunque los mecanismos de este efecto aún no se comprenden del todo, el CBD para niños puede ayudar a regular la entrada y el procesamiento sensorial. Esto, a su vez, puede ayudar a los niños a concentrarse con más atención. El CBD puede ser especialmente atractivo para este fin, ya que no conlleva los posibles problemas digestivos, renales y neurológicos que suelen causar los estimulantes.

CBD para niños con epilepsia

La epilepsia es un trastorno neurológico que suele diagnosticarse en la infancia, pero que también puede desarrollarse más adelante. Aunque los síntomas pueden variar desde la alteración de las sensaciones hasta los ataques de gran mal, la causa subyacente de la epilepsia puede atribuirse a la actividad irregular del cerebro.

En el cerebro de un niño con epilepsia, las neuronas se disparan de forma impredecible, rápida e incontrolable, provocando ataques y causando estragos en la mente y el cuerpo. Para los padres, ver a su hijo sufrir convulsiones recurrentes puede ser devastador. Peor aún, muchos de los medicamentos prescritos causan sedación y pérdida de conciencia – o no funcionan en absoluto.

Se ha descubierto que el CBD es muy eficaz incluso en los casos de epilepsia más resistentes a los medicamentos. De hecho, gran parte de las primeras investigaciones sobre los efectos del CBD se derivaron de estudios sobre niños con epilepsia. Es cierto que el THC también puede ser beneficioso para algunos niños con epilepsia, pero muchas familias han descubierto que el CBD por sí solo reduce significativamente o incluso elimina las convulsiones. Estos efectos parecen ser más pronunciados cuando el CBD se toma como profiláctico diario y no por necesidad. Esto sugiere que el CBD ayuda a prevenir las convulsiones a través de una actividad neuroprotectora.

Una breve nota sobre el CBD para niños y adultos jóvenes

Hay muchas investigaciones potencialmente interesantes sobre la aplicabilidad del CBD a la salud y el bienestar de los niños. Los datos están respaldados por informes anecdóticos prometedores tanto de los padres como de los niños. Sin embargo, muchas personas siguen siendo reticentes a dar a sus hijos CBD, y lo entendemos. Nuestro objetivo es ayudarle a tomar la decisión que considere mejor para su hijo con la información más actualizada para ayudarle a encontrar su camino.

Es cierto que no hay pruebas concluyentes que demuestren que el CBD es seguro para los niños – pero lo contrario también es cierto. Los estudios demuestran que el CBD puede marcar una diferencia significativa (y potencialmente dramática) en la vida de los niños que padecen enfermedades crónicas. Si su hijo está luchando con síntomas graves, los beneficios potenciales de probar el CBD para niños probablemente superen los riesgos.

Si decide usar el CBD como parte del régimen de salud de su hijo, le recomendamos hacer algunas cosas. En primer lugar, elija productos elaborados con ingredientes de calidad y que hayan sido probados por lotes en un laboratorio de terceros. En segundo lugar, recomendamos tomar las mismas precauciones con el CBD para niños que con otros medicamentos.

Mantenga los frascos, bolsas y otros recipientes fuera del alcance cuando no los utilice. Administre cada dosis personalmente (sobre todo en el caso de los tentadores bocadillos, como los chicles) para evitar posibles accidentes causados por tomar demasiado (o demasiado poco). Por último, y quizás lo más importante, controle el estado de su hijo hasta que se familiarice con sus efectos y ajuste la dosis según sea necesario».

YouTube video: CBD para niños: ¿Es seguro para los niños?


Rate article
Revisión de productos de CBD, noticias y guías de La Enciclopedia del CBD | TopCBDhempOilTrust